MUSAC
abcdelaperformance

Black Tulip

Toda tradición cultural precisa de críticas, parodias, revisiones y notas a pie de página, además, naturalmente, de un torrente continuo de referencias a un campo o entorno específicos. El arte contemporáneo representa, en ese sentido, un ámbito enormemente fértil, ya que todo ese tipo de comentarios forman los cimientos de innumerables y variados proyectos entre los que incluimos los de Black Tulip, un paraguas que acoge de forma temporal a un artista o grupo de artistas bajo una posición anónima, creado en Barcelona en 2009 y que se dedica, de modo general, a revisar la tradición en la que se encuadran sus trabajos, a través de modos, formas, métodos, estrategias y esquemas paralelos o alternativos al canon contemporáneo.

Su objetivo es explicar aspectos, fenómenos y realidades cuya comprensión se nos escapa y que son inherentes tanto al arte y la cultura como a la vida cotidiana. Para lograrlo, Black Tulip recurre a la instalación, la fotografía, el vídeo, a reuniones de narración oral y a conferencias performativas, abordadas con una fresca inmediatez y economía de medios y materiales y caracterizadas invariablemente por una teatralidad que roza lo grotesco. Unos cuantos recursos intertextuales, diversas referencias y homenajes artísticos y una variedad de alusiones a lo que se conoce como ‘cultura de masas’ acentúan de algún modo en su obra un aire de escepticismo y un saludable sentido del humor sin eludir jamás ni camuflar la vulnerabilidad.

Para el proyecto de Conferencia performativa Black Tulip llevará a cabo Post Believers (2013), una conferencia dramatizada o performática que ahonda en los movimientos artísticos y sus necesidades de reconsiderar su propio medio o los mecanismo para crear un contexto en el que desarrollar y experimentar con su actividad.

Para ello Post Believers retrocede en tiempo hasta principios de los años 60, cuando se empezaron a reunir en la Judson Memorial Church del Greenwich Village de Manhattan (Nueva York), un grupo de bailarines que se habían conocido en unas clases de composición musical con Robert Dunn, discípulo de John Cage. El trabajo que empezaron a desarrollar allí, articulado alrededor del NO Manifesto escrito por Yvonne Rainer, rompía con la tradición de la danza moderna destacando el medio de la danza en sí y no sus significados e interpretaciones. A este grupo de artistas, también conocidos como Judson Dance Theater, se les apodó como los coreógrafos post-modernos.

Un poco más al interior, en Detroit (Michigan), a mediados de los años 80, un grupo de músicos empezaron a mezclar los sonidos europeos de la música electrónica con los propios afroamericanos como el Funk, el Chicago House o el Electric Jazz, dando lugar a los inicios del Techno. Estos músicos fueron inicialmente apodados como post-soul, puesto que su intención era desarrollar el medio de la música más allá de la tradición R&B, cansados de escuchar sobre el amor y sus fracasos.

Ambos movimientos nacían de una urgencia de reconsiderar el propio medio, de la danza unos, de la música otros, creando un contexto donde poder desarrollar y experimentar con el medio en sí, de una manera rebelde y festiva, desactivando y visibilizando los mecanismos, creando una nueva religión en la que creer.

Web: http://blcktlp.info

Álbum de la conferencia ‘Post Believers’ de Black Tulip

Vídeo de la conferencia ‘Post Believers’ de Black Tulip

Conferencia performativa ‘Post Believers’, de Black Tulip

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Leave a Comment

 

— required *

— required *